Cuando uno no está en casa, se puede recurrir al uso de toallitas húmedas. Estas son prácticas, aunque su uso no está aconsejado en bebés menores a 6 meses, ya que su piel no tiene la suficiente madurez y en algunos casos se pueden presentar irritaciones, debidas a los químicos presentes en ellas. Además, intentar no utilizar jabón para la limpieza del área del pañal ya que el jabón retira por completo el manto graso que la protege, pudiendo conducir a irritarla. Os ofrezco las siguientes alternativas:

Toallitas Näps comprimidas

Gracias a sus múltiples usos y al poco espacio que ocupan son ideales para llevar tanto en el bolso como en la bolsa de sus hijos y lo más importante de todo son hipoalergénicas y biodegradables, no tienen fecha de caducidad y no llevan ningún producto añadido, nosotras te damos la base y tú eliges el producto con el que las hidratarás. Para la limpieza del pañal o cuerpo recomiendo exclusivamente agua (con unas gotas basta).

Kit de oleo calcáreo

Básicamente consiste en llenar un dosificador con vuestro óleo preferido (con 50 ml basta), os dejo un par de ejemplos, en una bolsa de Zip o un neceser pequeño se puede llevar el algodón y el dispensador.