Recientemente hemos podido ver las consecuencias de tirar las toallitas por el inodoro y los problemas medioambientales que ocasionan.

Los químicos que tienen pueden dañar la piel de nuestros bebés y también la de los adultos.

Limpiar la cara y manos de nuestros hijos con toallitas deja el fenoxietanol en su piel y al alcance de sus mucosas (manos y ojos), esta sustancia es irritante para algunos bebés y puede desencadenar una reacción alérgica.

Entonces, ¿por qué se siguen usando?

Porque es la única alternativa en el mercado y son muy cómodas de usar. ¿VERDADERO o FALSO?

FALSO. Hay muchas opciones para limpiar a nuestros hijos, tanto dentro como fuera de casa. Por ejemplo, las toallitas comprimidas Näps y el Óleo Calcáreo AQUÍ te explicamos cómo usarlas.

Otra opción son las toallitas de tela que se lavan igual que los pañales de tela.

Para la higiene de los adultos o de los niños que ya no usan pañal también es útil el Óleo Calcáreo, un poco en el papel higiénico (que sí es biodegradable) y listo.

Si quieres saber más sobre las toallitas y por qué no debemos usarlas en este artículo. Pincha AQUÍ.